Plagas-Enfermedades

¿Qué es la pudrición de la corona y cómo tratarla?


La mayoría de los jardineros experimentados son conscientes de la pudrición de la corona, incluso si nunca han experimentado su efecto destructivo en sus plantas.

La condición de pudrición de la corona es causada por un hongo que ya existe en el suelo, especialmente en suelos húmedos o pesados.

La mejor manera de evitar la pudrición de la corona comienza con la preparación adecuada del suelo del jardín antes de plantar.

La ubicación de la parcela de jardín es la primera consideración para una jardinería exitosa.

La mayoría de las plantas prefieren un mínimo de seis horas de sol al día, lo que hace que los jardineros experimentados elijan lugares con suelos más claros que no permanezcan húmedos.

Sin embargo, algunas flores y arbustos prefieren ambientes de sombra o de sol parcial.

Estas plantas son más susceptibles a la pudrición de la corona. Los jardineros deben estar especialmente atentos para notar cualquier signo temprano del hongo destructivo.

La mayoría no nota fácilmente los efectos de la pudrición de la corona cuando comienza a infectar las plantas. Es probable que la pudrición seca del tallo inferior de la planta pase desapercibida para todos, excepto para los jardineros más experimentados. Cuando aparecen los síntomas más obvios, a menudo es demasiado tarde para salvar la planta.

Las plantas más jóvenes son más susceptibles a la destrucción y las hojas comienzan a ponerse amarillas o rojas. La progresión regular de la enfermedad provoca marchitamiento y muerte. Las plantas que sobreviven se atrofian y producen menos floraciones de lo normal.

Detener la pudrición de la corona no es una tarea fácil

Detener la pudrición de la corona una vez que comienza no es una tarea fácil. Comience a eliminar las plantas infectadas y deséchelas lejos del área del jardín para deshacerse del patógeno. Desinfecte la tierra para evitar la propagación de hongos que a menudo causan la pudrición de la corona por fusarium.

Cuando se deben mantener las plantaciones, como arbustos decorativos a lo largo del frente de un edificio, retire la tierra infectada y reemplácela con tierra más liviana y friable.

Pasos para evitar la propagación del hongo de pudrición de la corona

Tenga cuidado de no propagar el hongo de la pudrición de la corona a otras áreas. Por ejemplo; una carretilla que se utiliza para arrastrar tierra contaminada necesita un lavado completo, incluidos los neumáticos. Limpie y desinfecte a fondo las herramientas utilizadas para excavar la tierra, incluidos los zapatos.

Los árboles afectados por la pudrición de las copas muestran una corteza oscura o podrida cerca de la base. Una vez que la enfermedad se establece, salvar el árbol es aún más difícil. El curso de acción recomendado es cortar cualquier corteza dañada y eliminar la mayor cantidad de tierra posible de su base para permitir que la corona de la raíz principal se seque.

La aplicación de un fungicida en la base del árbol y el suelo circundante puede ayudar, pero a menudo es demasiado tarde para salvar el árbol. La aplicación adecuada de fungicidas implica empapar el suelo con una mezcla de un galón de agua con 2 cucharadas de fungicida agregado. Repita este procedimiento 2 veces a intervalos de un mes.

Prevención El mejor método de control

La prevención es el medio más eficaz para tratar la pudrición de la corona. Dado que el hongo vive en el suelo, reemplace cualquier suelo húmedo o fangoso. Excave al menos 1 pie o más de la superficie del suelo antes de agregar una capa de grava fina para mejorar el drenaje. Siga la lata de grava con tierra de jardín nueva para asegurarse de que no quede ningún hongo existente en el lecho de la planta.

Es importante restringir el riego de las plantas a menos que sea absolutamente necesario.

Las áreas sombreadas no reciben mucho sol todos los días, por lo que la tierra se mantendrá naturalmente más húmeda. La humedad del suelo permite la propagación de estos patógenos que causan la marchitez. Riegue solo si el suelo parece inusualmente seco o si las plantas parecen marchitarse.

  • Control de hongos del césped: consejos para identificar y tratar los hongos del césped
  • Enfermedad de la hierba de San Agustín: pudrición de las raíces

La rotación de plantas de huerta o la rotación de cultivos pueden ayudar a prevenir la pudrición de la corona. También inspeccione las plantas jóvenes antes de trasplantarlas a la parcela del jardín. Cualquier plántula que muestre hojas inferiores amarillas, marchitas o un hongo blanco alrededor de la base de la planta puede indicar el comienzo de la pudrición de la corona. Busque plantas enfermas y sepárelas rápidamente para evitar que el tejido muerto infectado crezca y afecte a otras plantas.

Deseche estas plantas para evitar la introducción del hongo destructivo en el suelo.

Si crece durante un período de tiempo, experimentará pudrición de la corona. Mantener un área de cultivo limpia, una buena tierra que drene bien y el movimiento del aire ayudará a mantener bajo control la podredumbre.


Ver el vídeo: PASO A PASO - PUDRICIÓN en CORONA de Phalenopsis - Caso #2 (Julio 2021).